1757 Vermouth di Torino G.I.

Un solo sorbo de 1757 Vermouth di Torino G.I. nos lleva a viajar en el tiempo casi 300 años, hasta a la cocina de los hermanos Giovanni Giacomo y Carlo Stefano Cinzano, ubicada en la trastienda de su “Bottega” familiar en la vibrante Via Dora Grossa, de Turín.

23 de marzo de 2022.

Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos.

 

Un solo sorbo de 1757 Vermouth di Torino G.I. nos lleva a viajar en el tiempo casi 300 años, hasta a la cocina de los hermanos Giovanni Giacomo y Carlo Stefano Cinzano, ubicada en la trastienda de su “Bottega” familiar en la vibrante Via Dora Grossa, de Turín.

 

Fue en esa cocina-taller, precursora de los modernos Food+Drink Labs, dónde el espíritu visionario de los hermanos Cinzano los llevó a experimentar con técnicas de conservación de frutas y hierbas y métodos de elaboración de siropes y licores, fundando así los cimientos de calidad e innovación que desde entonces han caracterizado a la Casa Cinzano.

 

Es ese carácter adelantado a su tiempo el que ha inspirado la creación de 1757 Vermouth di Torino G.I., una interpretación moderna que rinde homenaje a los padres fundadores de Cinzano.

 

Su exclusiva fórmula ha sido concebida por Bruno Malavasi, Herbalist & Master Blender de la Casa Cinzano, quién ha puesto su experiencia y sabiduría al servicio de la elaboración de un vermut especialmente diseñado para los bartenders del s. XXI. 

 

El Vermouth di Torino es el único vermut con denominación geográfica de Europa, desde que el 14 de febrero de 2020, la Unión Europea publicara en su diario oficial la creación del registro de indicaciones geográficas protegidas, en el sector de los productos vitivinícolas aromatizados.

 

Así, 1757 se elabora siguiendo un proceso que dura 120 días y que sigue escrupulosamente las estrictas normas de producción establecidas por el Consorzio del Vermouth di Torino, con el objetivo de preservar un vino aromatizado único en el mundo.

Su prestigio está indisolublemente ligado al Piamonte y particularmente a la ciudad de Turín, que en el siglo XVIII vieron florecer una verdadera aristocracia de vermuteros, gracias a los cuáles el Vermouth di Torino alcanzó fama internacional.

 

1757 Vermouth di Torino G.I. se produce a mano en pequeños lotes, a partir de botánicos cuidadosamente seleccionados, entre los que distinguimos un ingrediente protagonista: la artemisa del Piamonte, tal y como exige el Consorzio del Vermouth di Torino. 

 

Un sofisticado equipamiento técnico se pone al servicio de los métodos artesanales de extracción e infusión de su fina mezcla de botánicos aromáticos, en una base de vino italiano. 

 

Podemos afirmar que este vermut es una constatación fehaciente de que la unión de tradición y vanguardia es la fórmula mágica que hace posible que el arte del bartending no cese nunca de evolucionar.

Es un vermut Premium venerado por los bartenders y extremadamente versátil, capaz de transformar los cócteles clásicos y contemporáneos en verdaderas obras de arte.

Así lo atestigua uno de los mixólogos más reputados del mundo y embajador del arte de la excelencia, Giorgio Bargiani.

Giorgio es actualmente el Global Brand Advocate de 1757 Vermouth di Torino G.I., para la Casa Cinzano. Una alianza que nace del legado italiano compartido y de la tenaz búsqueda de la innovación en coctelería, expresado en un profundo respeto por la calidad, la artesanía y la excelencia de los sentidos. 

 

Proveniente de una estirpe de hosteleros italianos con los que comenzó a trabajar muy joven, ayudando en la osteria familiar de su Pisa natal, pronto inició su propio camino profesional en hoteles de lujo de Italia y el Reino Unido, que le prepararon para incorporarse al equipo del The Connaught en 2014, donde su estilo y talento lo llevaron al muy respetado puesto de Head Mixologist en 2019.

 

Como mixólogo, Giorgio encarna los valores más intrínsecos de 1757 Vermouth di Torino G.I., un vermut de calidad certificada, inspirado en la tradición apotecaria enraizada en el corazón de la icónica marca de la familia Cinzano

 

La frescura y el intenso carácter herbal y floral de 1757 Vermouth di Torino Extra Dry con ese agradable final amargo mineral, le hacen ideal para su signature cocktail, Fragante. Además de ser el vermut perfecto para los clásicos Martini cocktails.

 

Mientras, 1757 Vermouth di Torino Rosso es recomendado por la International Wine and Spirits Competition como el “vermut perfecto para el Negroni”, que le ha otorgado también la medalla de oro en su categoría. Su delicada fragancia y dulzor y su perfil organoléptico redondo y armonioso proporcionan complejidad y equilibrio a este gran cóctel clásico. 

 

Ambos, 1757 Rosso y Extra Dry han sido galardonados con prestigiosos premios internacionales, como el Ultimate Spirits Challenge, The Fifty Best Vermouth (NY) o el World Vermouth Award, siendo este último el que ha llevado a Cinzano a convertirse en el vermut más premiado del mundo.

 

En suma, bien sea en un cóctel clásico o en una receta contemporánea, 1757 Vermouth di Torino G.I. es el compañero de barra perfecto y el vermut preferido por los bartenders

 

Notas de cata

1757 Vermouth di Torino Rosso

 

Color: Marrón rojizo, con reflejos ámbar.

Nariz: Complejo y especiado, con notas a raíces, seguidas de suaves toques a vainilla y frutos secos – en particular higos secos, con aromas de madera y el inconfundible perfume floral de la artemisia del Piamonte.

Boca: Sabor inicial a higos secos, seguido de notas especiadas (clavo, nuez moscada, pimienta y canela) y amaderadas (raíces y cortezas como el regaliz), redondeadas con vainilla y flores alpinas. Suave al paladar, con un final dulce-amargo típico de la artemisa del Piamonte y un retrogusto a resina ámbar.

 

1757 Vermouth di Torino Extra Dry

 

Color: Amarillo pálido con reflejos verde claro.

Nariz: Delicadas notas a hierbas mediterráneas (menta, orégano, tomillo y salvia) y a cáscara de cítricos, con pinceladas florales (limón y azahar). Con un final ligeramente especiado, con reminiscencias a clavo.

Boca: Fresco, seco y redondo en paladar. Suaves notas de vino, acompañadas de hierbas mediterráneas, con un agradable y persistente final amargo, y un retrogusto mineral.